Contratar diseñadores

En esta breve sección describiremos algunos de los principales problemas que surgen al momento de trabajar con el diseñador. Usted debe saber que el trabajo de diseño consiste en transformar sus ideas en elementos materiales (gráficos). Es decir, que si usted no tiene ideas, o las que tiene no las explica bien, el diseñador no puede trabajar.

La relación con el diseñador es el punto de mayor importancia para que le trabajo salga bien. Si la relación es mala, el resultado es malo; y lo contrario también es cierto. Por eso, usted deberá cultivar su relación con el diseñador. Es importante que los dos recuerden todo el tiempo que son un equipo y que tienen que sacar a delante el trabajo que hacen juntos.

Diseñador que necesita indicaciones todo el tiempo es diseñador equivocado. El diseñador debe seguir las indicaciones del cliente pero sólo de modo orientativo; no es correcto que el profesional no pueda mover el mouse sin consultarlo con su cliente. Esto muchas veces es culpa de un diseñador inseguro, pero a veces es culpa de un cliente que no permite que el diseñador deje volar su imaginación. En cualquier caso, es un problema a solucionar ya que cuando se contrata a un diseñador se le paga mitad por utilizar su habilidad con los programas de diseño y la otra mitad por tener imaginación.

Diseñador que no escucha al cliente. Este acto de soberbia es un error terrible para el equipo. Algún diseñador decide dejar de escuchar a su cliente porque lo considera una persona que no sabe nada de diseño. Esto muchas veces es cierto, pero más cierto es que una persona que contrata a un diseñador no tiene que saber sobre diseño. Entonces, un buen diseñador deberá ser paciente para entenderse con el cliente y no subestimarlo mientras que el cliente deberá poner todo de sí por aprender y dejarse ayudar.

Cliente que se pone a diseñar. Cuando un cliente quiere utilizarlas herramientas de diseño, hay un problema. El único responsable de tales herramientas (programas, etc.) es el diseñador y el cliente no deberá ponerse a tocar esas cosas. Es lo mismo que cuando el diseñador no escucha al cliente y hace lo que quiere. Ni el diseñador elige qué hacer ni el cliente decide cómo hacerlo. Si las cosas son claras, los resultados son buenos.

Cliente que no es claro. Cuando un cliente no se explica claramente, cosa muy común, se vuelve todo un problema. El diseñador no puede hacer nada si no entiende qué tiene que hacer. Lo mejor en estos casos que el cliente y el diseñador se junten y con paciencia se vayan haciendo entender. Luego, con la presentación de bocetos, la conversación estará más anclada en la tierra y tendrán más elementos de los que agarrarse para hacerse entender. En esta parte de la relación hay que poner mucho esfuerzo y paciencia para lograr que el diálogo fluya y las ideas se embarquen en un río sereno.


Visita nuestras páginas amigas

American design

logo designers

marketing

graphic design

graphic design



Diseño de Paginas Web | Trabajo de Diseño Grafico | Diseño de Logotipos | Diseño de Paginas Web | Diseño de Brochures | Identidad Corporativa | Relacion con el Diseñador Gráfico | Vinculos

Diseño Web por Log Technology